domingo, 6 de mayo de 2012

You. Always you.

Como un disco rayado, el sonido de una alarma, los gritos, risas y secretos en la calle. Todo se repite.
Me siento encerrada en un ciclo sin salida, obligada a hacer siempre lo mismo, sin posibilidad de avance.
Tú me miras, yo hace tiempo que te observo a escondidas, pero finjo haberte visto hace dos segundos.
Te sonrio, nunca saludo, me da miedo no acertar con las palabras. ¿Qué debo hacer? Quizá un "hola" sea muy soso y un "¿qué tal?" suene muy desesperado. Por eso, sonrio. Y tú también lo haces.
Poco a poco conseguiste que, aún sin conocerte, me hiciese más ilusión que el día anterior verte.
Y aquí estoy, mirándote desde hace cinco minutos, fingiendo que acabo de verte, sonriéndote y deseando que seas tú el que rompa este silencio.
Y, de nuevo, me prometo que esto será lo último que te escribo, como cada día hago.

2 comentarios:

  1. Me encanta tu blog:)
    Acabo de empezar uno con una amiga si tienes tiempo pasate por http://cintasviejasdecassette.blogspot.com.es/
    si te gusta comenta y siguenos ;)

    ResponderEliminar
  2. que chulada de blog!! me seguiire pasando, espero que vosotras entreiiis en el miio !! os lo deje en un privadooop :D

    ResponderEliminar